¿Eres experto en capar fondos? Sí, CAPAR

  • 0

¿Eres experto en capar fondos? Sí, CAPAR

Etiquetas :

Categorías : Blog

Según el diccionario de la RAE, la segunda acepción del verbo CAPAR es “disminuir o cercenar algo”. Los fundraisers de las ONG están muy enfocados en perfeccionar y pulir sus técnicas para captar fondos, pero en muchas ocasiones dan cobijo a consumados especialistas en CAPAR fondos. Me refiero a expertos de la cosa que, con brío y denuedo, se afanan precisamente en disminuir o cercenar los fondos que obtiene o podría obtener su organización. En resumen, individuos que hacen exactamente lo contrario de lo que se requiere para incrementar de forma sostenida los recursos que necesita su entidad.

Pero, ¿qué rasgos presenta un especialista en CAPAR fondos? ¿Cómo detectar su presencia? Pues bien, convirtamos el verbo CAPAR en un acrónimo (C.A.P.A.R.) y así daremos con algunas claves del asunto:

 

C de Congoja

Un experto en CAPAR fondos es alguien que siente desagrado cuando tiene que pedir dinero. Le da vergüenza, pasa un mal trago. Siente más pasión por las cucarachas que por atravesar lo que él considera el fango de la súplica. En el fondo no cree en sí mismo, ni en su organización, ni en su proyecto. Es alguien cuyo nivel de identificación con la misión de su entidad es tan bajo que le faltan arrestos para solicitar con euforia una donación a su causa. Esa persona aún no ha descubierto la grandeza de nuestro noble oficio: hacer posible que los donantes experimenten la alegría de ayudar a los demás. Por eso es incapaz de presentarse ante un potencial donante con entusiasmo y aplomo, sino que se limita a hacer una petición de mero trámite, necesaria para lograr sus objetivos de recaudación.

A de Autobombo

Si escuchas a un fundraiser deshacerse únicamente en elogios hacia su propia organización frente a un potencial donante, es muy probable que estés ante un experto en CAPAR fondos. Nadie dona sin más porque la ONG sea estupenda, haya recibido muchos premios o su causa lo merezca. Un buen fundraiser tiene claro que los dos protagonistas de esta historia son el donante y el beneficiario, no la organización. Eso el experto en CAPAR fondos no lo ha comprendido aún y por eso insiste con terquedad en presentar a los potenciales donantes únicamente las bondades de su ONG, esperando que así las donaciones caigan solas. En sus mensajes abusa del “nosotros” y raramente utiliza el “tú”. Hace tiempo escuché una frase que se me quedó grabada: “la gente no dona a tu organización; dona a través de ella”. Hay que explicar al donante que es él o ella quien tiene la oportunidad de cambiar las cosas. ¿Tu entidad? No es más que una mera intermediaria. Todo lo cualificada, reputada y prestigiosa que quieras, pero al final sus logros son posibles gracias a sus donantes.

capar fondos

 

P de Prisa

Un experto en CAPAR fondos no está dispuesto a perder el tiempo en planificar su actividad. Bastante tiene ya con pedir dinero, lo que le genera un profundo malestar. Así que para esta persona lo importante es conseguir la pasta cuanto antes y abordar a los potenciales donantes por tierra, mar y aire. Sin el menor criterio ni grado de prioridad organiza eventos, monta un grupo en Teaming, pide fondos a multinacionales y vende lotería en Navidad. Todas las técnicas tienen el mismo peso y el dinero debe entrar sin demora. Por ello, tampoco cree en el cultivo de la relación como paso previo a la solicitud de donación. No entiende que conseguir recursos requiere de una inversión cuyos frutos llegan con el tiempo. Quiere la pasta ya. Cortoplacismo en estado puro.

A de Abandono

Una vez que ha conseguido el dinero, el especialista en CAPAR fondos cree que su objetivo está cumplido y que ahí acaba su responsabilidad con el donante. Por ello, es lógico que abandone la relación con él. Qué más da, si la guita ya ha entrado. Para qué explicar al donante qué se ha hecho con su dinero, por qué perder el tiempo en comunicarse con él (¡no digamos escuchar y dialogar!) y a santo de qué darle las gracias de forma periódica por hacer posible que el mundo sea un lugar mejor. Bah, abandono.

R de Rutina

Fruto de todo lo anterior es la rutina: la anodina y monótona actividad de lograr recursos sin entusiasmo, pasión o emoción. El experto en CAPAR fondos es un individuo al que no le brillan los ojos cuando habla con un potencial donante, un tipo que ni siente ni padece, que no tiene sangre en las venas y que se dedica a esto como podría dedicarse a poner baldosas. Así, se relaja en las tareas, abandona a los donantes y descuida su propia formación como fundraiser, tan necesaria en un mundo en constante cambio. Su vida laboral se convierte en: “otro donante, dinero a la saca y a por el siguiente”.

 

Así es el experto en C.A.P.A.R. fondos. A fe que los capa, vaya que si los capa, para desgracia de su organización.


Deja una respuesta